Los tratamientos para la cara con radiofrecuencia se han convertido en uno de los tratamientos más demandados en los centros de estética. Muchas famosas como Paula Echevarría se han declarado fans de este tratamiento no invasivo que combate la flacidez, elimina las arrugas y tiene un efecto flash. Descubrimos de la mano de los expertos en qué consiste esta técnica que permite lucir un rostro más joven sin pasar por el quirófano.

Las cremas y la dieta son fundamentales para retrasar el envejecimiento de la piel, pero, en ocasiones, no son suficientes y acudimos a la medicina estética. Uno de los tratamientos faciales con mayor demanda en los últimos años es la radiofrecuencia facial. El éxito de esta técnica se debe, en parte, a las famosas que se han declarado fans, como Paula Echevarría, que publicó una foto en su Instagram sometiéndose a una sesión de radiofrecuencia. Pero, además, los expertos en medicina estética lo aconsejan por ser una técnica segura, sencilla y no invasiva “no precisa agujas ni inyecciones, tampoco se introduce ninguna sustancia externa, y sus efectos secundarios son altamente infrecuentes“, según la doctora Ana Molina Lacasa, directora de la clínica Esthetic BCN.

¿Qué es la radiofrecuencia?

Según explica la doctora Molina Lacasa, referente en medicina estética, “la radiofrecuencia es un sistema que estimula la producción de colágeno propio mediante la elevación de la temperatura de la dermis. Este aumento de colágeno da tensión al tejido y la zona tratada, consiguiendo así disminuir la flacidez y rejuveneciendo del área en cuestión“.

Además de mejorar la flacidez y las líneas de expresión, los expertos de Novo Clinic aseguran que “tiene un efecto tensor y flash durante las primeras 48 horas“. Este efecto inmediato, con una gran luminosidad, está convirtiendo a la radiofrecuencia en uno de los tratamientos favoritos de las celebrities para pisar la alfombra roja.

¿Para qué sirven los tratamientos para la cara con radiofrecuencia?

Pero la radiofrecuencia no solo tiene un efecto flash, se trata de un tratamiento progresivo, cuyos efectos pueden durar “hasta 8 meses“, según Natividad Lorenzo, experta en estética y directora del centro Estética & Salud Natividad Lorenzo. Natividad Lorenzo nos explica que la radiofrecuencia también se sirve para mejorar las cicatrices del acné, los eccemas, la rosácea y cuperosis, incluso la hiperpigmentación. Además de las arrugas y la flacidez.

Es un tratamiento que puedes realizarte a partir de los 30 años y que, en principio, es apto para todas las personas sanas, salvo embarazadas.

Beneficios de la radiofrecuencia

¿Tiene efectos secundarios la radiofrecuencia?

Una de las principales preocupaciones de las mujeres al someterse a un tratamiento de medicina estética son los posibles efectos secundarios que puedan limitar la vida en los días posteriores.

En el caso de la radiofrecuencia, los expertos aseguran que esos efectos secundarios son “altamente infrecuentes“. La doctora Ana Molina Lacasa señala que “podría llegar a producirse una quemadura aunque es muy infrecuente, por no decir que es una posibilidad remota“. Para evitar esa posibilidad, nuestro consejo es que te pongas en manos de profesionales cualificados.

Además, la radiofrecuencia tampoco es dolorosa, según los expertos de Novo Clinic “es un tratamiento muy relajante, ya que el calor que proporciona nos lleva a un estado de relajación y serenidad“.

Si quieres recibir información sobre los tratamientos para la cara con radiofrecuencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para recibir toda la información necesaria. ¡Te esperamos!